Does aid (actually) aid in avoiding disasters and rebuilding after them? (Poll Closed)

  • No
    57.14%
    52 votes

     
  • Yes
    42.86%
    39 votes

     

Posted 7 months.

3 Comments

  • Ekatherina Zhukova - 6 months ago

    Dear Elsa,

    You are bringing very important points to the debate, in particular the notions of rising climate disasters (which are becoming “a new normal” of our age) and the question of a lack of preventive measures (we are still stuck at the response level). The rising climate disasters are linked to the problem of tackling climate change that goes way beyond aid and requires a global response. At the same time, there exists climate denial where the most vulnerable affected by it are held hostage. Climate denial is like new colonialism or colonialism of the 21st century. This means that aid is also changing its “face”. More climate disasters, more aid is needed. Who is to provide and how? The way to advocate for paying more attention to disaster prevention stage is to raise awareness of climate disasters.

  • Elsa Monsalve - 6 months ago

    Considerando la magnitud de los desastres que a nivel mundial se han presentado en la última década y que se han incrementado por los efectos de la variabilidad y el cambio climático, en los que han muerto miles de personas y se han calculado en miles de millones las pérdidas económicas, puede decirse que la ayuda es fundamental, sino imprescindible, tanto para las acciones de prevención como para su posterior reconstrucción. En los desastres hay que considerar, las terribles consecuencias, no solo por la pérdida de vidas humanas, sino también por pérdidas económicas que ponen a los países en estados de crisis, que difícilmente pueden superar sin la ayuda humanitaria de otros países.
    Ante eventos catastróficos como: el Tsunami del Índico (2004), antecedido por un terremoto de magnitud 9,1, en el que murieron más de 230.000 personas, el Huracán Katrina (2005), donde se calculan 1.836 personas muertas y los daños materiales que ascienden a 75.000 millones de dólares, el terremoto de China (2008) con más de 87.00 fallecidos o el terremoto de Haití (2010) donde los muertos se calculan en 200.000 y el de Chile en este mismo año, con un saldo trágico de 516 personas muertas, además del el terremoto y tsunami de Japón (2011) que cobró la vida de aproximadamente 15.000 personas y por último, el Tifón Haiyán (2013): que dejó 6.000 muertos, sin mencionar muchos otros, y sin tener en cuenta los afectados indirectos, que se calculan en millones, como no pensar que la ayuda es una de las mejores estrategias para la superación y recosntrucción.
    De un lado, es importante tener en cuenta que ante estos eventos se ve reducida la capacidad de respuesta de cualquier gobierno, y mucho más en los países en vía de desarrollo, por su alto nivel de vulnerabilidad socioeconómica y de gobernabilidad. En situaciones de estas, todas las ayudas son necesarias, ya que un proceso de reconstrucción puede tardar años y se requieren enormes esfuerzos técnicos, humanos y económicos para garantizar el restablecimiento de las condiciones de vida de los afectados y la recuperación integral del país.
    De otro lado, también es importante tener en cuenta, que se requieren mecanismos eficaces para controlar el adecuado uso y destinación de los recursos (ayudas) que se entregan para estas labores, ya que, desafortunadamente, no siempre son bien invertidos y no se diseñan adecuados canales de seguimiento y verificación que permitan monitorear y controlar las inversiones. Esto, en muchos casos por prácticas de corrupción, ineficiencia, burocracia, entre otras, pero también porque los donantes no asumen un papel más activo de corresponsabilidad en la ejecución, haciendo monitoreo y evaluación que conduzca, incluso, de ser necesario, a sanciones ejemplares a quienes hagan mal uso o malversación de esos fondos.
    En este sentido entonces, lo malo no es la ayuda; ésta es necesaria, lo que no está bien es la falta de control a la inversión.
    Otro asunto que requiere especial atención es que son muy pocos los países que invierten en prevención, que incluye el conocimiento, para evitar o por lo menos, mitigar o reducir los impactos de algunos desastres que pueden ser previsibles. Esta situación se presenta en muchos casos debido a la falta de recursos para investigación e implementación de acciones de mitigación, reasentamiento preventivo, entre otras, por lo cual, es sumamente importante que estos países reciban ayudas que coadyuven en la solución de estas situaciones.
    De igual manera, existen muchos países que no cuentan con los recursos para hacerle frente a la atención de un desastre de grandes proporciones y en esos casos, la ayuda internacional es fundamental, porque de otra manera nunca lograrán llevar a cabo un proceso de reconstrucción y restablecimiento de las condiciones de vida de las poblaciones afectadas.

  • Ekatherina Zhukova - 6 months ago

    I think it depends on what kind of aid we are talking about and whose perspective is taken into account about aid effectiveness. I am taking a perspective of an individual aid recipient who was affected by the Chernobyl nuclear disaster in 1986. As "a child of Chernobyl" from Belarus, I participated in a humanitarian aid programme of recuperation abroad. The idea was that a family in a Western country would host one or two children from the contaminated areas in their home for one-two months and provide them with non-radioactive food, organise medical checks, etc. These programmes were successful because they were not just about technical provision of aid, but also about intercultural relations which created strong bonds between invited children and hosting families. I went to a family in Italy with whom I still have contact.
    This kind of aid (recuperation for children abroad) and from this kind of perspective (individual aid recipient) did work. I have shared my short story here, for those interested: https://theconversation.com/chernobyl-brought-italy-and-belarus-closer-together-their-approach-could-do-the-same-for-other-nations-95820